El   Colegio   Balmes   es   un   colegio   totalmente   independiente   de   cualquier   grupo   político,   económico   o   religioso, decidido    a    desarrollar    y    a    promover    cuantas    iniciativas    sirvan    para    fomentar    la    dimensión    pública    de    la sociedad civil en la cual se encuentra inserida. La educación que se imparte se fundamenta en la tolerancia y el respeto a cualquier tipo de creencia u opinión. Por   tanto,   el   Colegio   Balmes   es   un   centro   laico,   aconfesional,   abierto   a   los   problemas   de   la   sociedad   y   que concibe la educación como un servicio a la sociedad y al entorno en el que se encuentran ubicados. El    Colegio    Balmes    cree    que    es    fundamental    la    participación    de    todos    los    estamentos    que    conforman    la comunidad   educativa   del   colegio,   entonces   se   trata   de   un   ejercicio   democrático   de   los   centros   educativos donde   la   colaboración   de   cada   uno   de   ellos   (Titularidad,   Consejo   Escolar   y   Claustro)   es   básico   para      la   gestión del Centro. Todo    el    alumnado,    con    independencia    de    sus    especifidades,    individuales    o    sociales,    tiene    derecho    a    una educación   adecuada   a      sus   necesidades   y   características.   Por   eso,   las   medidas   de   atención   a   la   diversidad tendrán   que      orientarse   a   dar   respuesta   a   las   necesidades   educativas,   a   la   consecución   de   las   competencias básicas    y    de    los    objetivos    de    la    Ed.    Infantil    y    de    la    Ed.    Primaria,    y    no    podrán    en    ningún    caso,    suponer discriminación que dificulte este logro. El   Centro   pondrá   a      disposición   de   los   alumnos   que   quieran   actividades   extraescolares.   Estas   actividades   y sus precios tienen que ser aprobados por el Consejo Escolar. La   evaluación   que   ese   practica   es   continua,   donde   se   refleja   la   labor   de   los   alumnos.   Cada   trimestre   el   Colegio entregará    a    los    padres    la    información    adecuada    (boletines,    notas,    informes,    carpetas,...).    Consideramos igualmente   importante   dar   a   los   alumnos   de   los   hábitos,   capacidades   e   instrumentos   básicos   que   los   faculten para   adquirir   un   adecuado   nivel   de   conocimientos,   no   tan   solo   mientras   dura   la   etapa   de   permanencia   en   el Centro,    si    no    como    una    actitud    de    aprendizaje    constante    en        su    vida.    Esto    requiere    responder    a    los planteamientos    de    una    pedagogía    activa    que    pretende    conseguir    los    objetivos    con    la    participación    del alumnado   y   desde   su   propia   experiencia,   y   atribuir   al   profesor   el   papel   fundamental   de   mantener   vivo   el   interés de los alumnos, enseñándolos a pensar, razonar, discurrir...y orientando su investigación y trabajo. Se    pretende    buscar    tanto    el    desarrollo    de    la    personalidad    de    los    alumnos    como    la    adquisición    de conocimientos,   intentando   conseguir   el   perfecto   equilibrio   entre   esos   objetivos.   Entendemos   que   este   proceso se   debe   producir   en   un   clima   donde   el   gusto   por   el   aprendizaje   sea   compatible   con   el   necesario   esfuerzo   y donde los alumnos comprendan que el límite de su expansión esta situado en el respeto a los demás. Otro   objetivo   que   encontramos   muy   importante   en   el   proceso   educativo   es   la   búsqueda   de   la   propia   identidad de   cada   niño.   Esta   identidad   debe   ser   exponente   de   una   diversidad   enriquecedora.   Identidad   respecto   al   propio sexo   como   al      otro,   también   concebimos   una   sociedad   en   la   que   los   hombres   y   las   mujeres   tengan   los   mismos derechos, obligaciones y posibilidades. Esta   dimensión   nos   tiene   que   hacer   sentir   que   todos   formamos   parte   de   un   mundo   en   el   que   todos   los   seres humanos deben ser iguales y solidarios, sin distinción de razas, creencias o ideologías. Somos   también   conscientes   que   el   desarrollo   tecnológico   supone   un   reto   por   la   educación,   tanto   en   lo   que   se refiere   a   la   adquisición   de   los   hábitos   e   instrumentos   necesarios,   en   cuanto   a   la   capacidad   de   adaptación   del profesorado al uso de las nuevas tecnologías. El   Centro   defiende   firmemente   los   derechos   humanos   y   el   compromiso   en   la   defensa   de   la   paz.   La   tolerancia,   la comprensión   o   la   solidaridad   tienen   que   hacerse   operativos   desde   la   escuela.   Consideramos   que   la   educación en la paz y por la paz deben ser uno de los objetivos prioritarios del Centro. El   Colegio   Balmes   se   afirma   como:   no-confesional   a   la   vez   que   respetuoso   tanto   con   las   posturas   agnósticas como   con   la   diversidad   de   prácticas   y   creencias   religiosas.   El   Colegio   está   convencido   de   la   gran   utilitadad,   en la   educación,   del   conocimiento   y   comprensión   del   hacer   religioso   y   de   su   expresión   simbólica.   No   podemos olvidar que la cultura de los pueblos esta muy ligada a la Historia de les Religiones. Finalmente   proclamamos   nuestra   convicción   que   todo   nuestro   Proyecto   Educativo   se   debe   enmarcar   en   el contexto    de    unos    hábitos    participativos.    Por    eso,    reclamamos    la    importancia    de    la    colaboración    de    la comunidad educativa en su conjunto: profesores, padres y alumnos.
© Web creada por Alfonso Poves alfonso@apcinfoservei.es
Colegio Balmes
© Web creada por Alfonso Poves     alfonso@apcinfoservei.es
Colegio Balmes
El   Colegio   Balmes   es   un   colegio   totalmente   independiente de   cualquier   grupo   político,   económico   o   religioso,   decidido a   desarrollar   y   a   promover   cuantas   iniciativas   sirvan   para fomentar   la   dimensión   pública   de   la   sociedad   civil   en   la   cual se encuentra inserida. La   educación   que   se   imparte   se   fundamenta   en   la   tolerancia y el respeto a cualquier tipo de creencia u opinión. Por      tanto,      el      Colegio      Balmes      es      un      centro      laico, aconfesional,   abierto   a   los   problemas   de   la   sociedad   y   que concibe   la   educación   como   un   servicio   a   la   sociedad   y   al entorno en el que se encuentran ubicados. El   Colegio   Balmes   cree   que   es   fundamental   la   participación de    todos    los    estamentos    que    conforman    la    comunidad educativa    del    colegio,    entonces    se    trata    de    un    ejercicio democrático       de       los       centros       educativos       donde       la colaboración    de    cada    uno    de    ellos    (Titularidad,    Consejo Escolar y Claustro) es básico para  la gestión del Centro. Todo   el   alumnado,   con   independencia   de   sus   especifidades, individuales    o    sociales,    tiene    derecho    a    una    educación adecuada   a      sus   necesidades   y   características.   Por   eso,   las medidas   de   atención   a   la   diversidad   tendrán   que      orientarse a     dar     respuesta     a     las     necesidades     educativas,     a     la consecución   de   las   competencias   básicas   y   de   los   objetivos de   la   Ed.   Infantil   y   de   la   Ed.   Primaria,   y   no   podrán   en   ningún caso, suponer discriminación que dificulte este logro. El   Centro   pondrá   a      disposición   de   los   alumnos   que   quieran actividades   extraescolares.   Estas   actividades   y   sus   precios tienen que ser aprobados por el Consejo Escolar. La   evaluación   que   ese   practica   es   continua,   donde   se   refleja la   labor   de   los   alumnos.   Cada   trimestre   el   Colegio   entregará a    los    padres    la    información    adecuada    (boletines,    notas, informes,   carpetas,...).   Consideramos   igualmente   importante dar      a      los      alumnos      de      los      hábitos,      capacidades      e instrumentos    básicos    que    los    faculten    para    adquirir    un adecuado   nivel   de   conocimientos,   no   tan   solo   mientras   dura la    etapa    de    permanencia    en    el    Centro,    si    no    como    una actitud   de   aprendizaje   constante   en      su   vida.   Esto   requiere responder   a   los   planteamientos   de   una   pedagogía   activa   que pretende    conseguir    los    objetivos    con    la    participación    del alumnado    y    desde    su    propia    experiencia,    y    atribuir    al profesor   el   papel   fundamental   de   mantener   vivo   el   interés   de los    alumnos,    enseñándolos    a    pensar,    razonar,    discurrir...y orientando su investigación y trabajo. Se   pretende   buscar   tanto   el   desarrollo   de   la   personalidad   de los     alumnos     como     la     adquisición     de     conocimientos, intentando     conseguir     el     perfecto     equilibrio     entre     esos objetivos.   Entendemos   que   este   proceso   se   debe   producir en     un     clima     donde     el     gusto     por     el     aprendizaje     sea compatible   con   el   necesario   esfuerzo   y   donde   los   alumnos comprendan   que   el   límite   de   su   expansión   esta   situado   en   el respeto a los demás. Otro     objetivo     que     encontramos     muy     importante     en     el proceso   educativo   es   la   búsqueda   de   la   propia   identidad   de cada    niño.    Esta    identidad    debe    ser    exponente    de    una diversidad   enriquecedora.   Identidad   respecto   al   propio   sexo como   al      otro,   también   concebimos   una   sociedad   en   la   que los    hombres    y    las    mujeres    tengan    los    mismos    derechos, obligaciones y posibilidades. Esta     dimensión     nos     tiene     que     hacer     sentir     que     todos formamos    parte    de    un    mundo    en    el    que    todos    los    seres humanos   deben   ser   iguales   y   solidarios,   sin   distinción   de razas, creencias o ideologías. Somos    también    conscientes    que    el    desarrollo    tecnológico supone   un   reto   por   la   educación,   tanto   en   lo   que   se   refiere   a la   adquisición   de   los   hábitos   e   instrumentos   necesarios,   en cuanto   a   la   capacidad   de   adaptación   del   profesorado   al   uso de las nuevas tecnologías. El   Centro   defiende   firmemente   los   derechos   humanos   y   el compromiso    en    la    defensa    de    la    paz.    La    tolerancia,    la comprensión   o   la   solidaridad   tienen   que   hacerse   operativos desde   la   escuela.   Consideramos   que   la   educación   en   la   paz y   por   la   paz   deben   ser   uno   de   los   objetivos   prioritarios   del Centro. El   Colegio   Balmes   se   afirma   como:   no-confesional   a   la   vez que   respetuoso   tanto   con   las   posturas   agnósticas   como   con la   diversidad   de   prácticas   y   creencias   religiosas.   El   Colegio está   convencido   de   la   gran   utilitadad,   en   la   educación,   del conocimiento    y    comprensión    del    hacer    religioso    y    de    su expresión   simbólica.   No   podemos   olvidar   que   la   cultura   de los pueblos esta muy ligada a la Historia de les Religiones. Finalmente     proclamamos     nuestra     convicción     que     todo nuestro   Proyecto   Educativo   se   debe   enmarcar   en   el   contexto de    unos    hábitos    participativos.    Por    eso,    reclamamos    la importancia   de   la   colaboración   de   la   comunidad   educativa en su conjunto: profesores, padres y alumnos.